7 cosas pequeñas que puede hacer para mejorar su vida de inmediato en menos de 3 minutos

Al ser un freelancer, me he topado con una vida muy gratificante al trabajar desde casa, sin embargo, esto no significa que carezca de retos que deba vencer y hábitos que ajustar.

Al no contar con un horario establecido de entrada y salida, hace que el reto recaiga 100% en mi orden y disciplina, al igual de que mi casa se encuentre apta para trabajar.

No hace mucho, platicando con un colega, coincidimos de que si bien el ser uno mismo su “jefe” y tener la facilidad de trabajar donde sea, esto también se convierte en un doble reto cuando las cosas no fluyen como debiera.

Por ejemplo, a veces he tenido que recurrir a otro espacio porque mi casa no cumplía con el requisito o por dejar las cosas para más tarde, me llené de deberes.

Así que en cuanto al espacio, recurrimos al coworking en donde empresas como Network Oficinas brinda sucursales con estos espacios coworking Polanco, Reforma y Lindavista.

Con respecto a las mejoras… mi colega y yo llegamos a los siguientes 7 puntos:

1- Eligir una lista de cosas por hacer y ponerle una fecha/hora con un estatus de “completo” en cada tarea.

Esto cambiará totalmente la sensación al tachar las cosas hechas y se convertirá en un cronograma con plazos.

2 – Despejar la basura del escritorio. Somos criaturas visuales y todos debemos entender que el desorden físico/digital seguramente causará una gran confusión mental.

Este punto definitivamente te lo ahorras en un espacio coworking.

3 – Tomarse un descanso para hacer un ejercicio de respiración de 3 minutos. Sí, el arte de respirar y saber cómo hacerlo no solo te relaja sino que llena de oxígeno tu mente y el resto de la sangre.

4 – Eliminar todas las aplicaciones de contenido que tengan alternativas de escritorio desde el teléfono. Esto es Facebook, Linked In, Twitter, etc.

Darles un momento designado donde se verifique usando la computadora de escritorio o portátil, en lugar de tener esos vampiros de felicidad instantáneos que inducen a la dopamina drenando la productividad.

5 – Cada noche antes de acostarse, anotar 1 objetivo muy útil pero sustancial para el día siguiente. Si todo lo demás falla, aún se necesita lograr ese objetivo.

Ya sea que salgas a correr después del trabajo, escribir 3 párrafos más en tu blog o completar una parte de un proyecto que te encuentres trabajando.

6 – Si eres de las personas que se salta el desayuno porque “no tienes tiempo” o no tienes hambre, pasa 3 minutos y come algo por la mañana.

Tu cuerpo está saliendo de un estado de ayuno y tu cerebro absolutamente requiere algo para funcionar y no, el café no cuenta.

Piensa en una manzana, una tostada con mantequilla de maní, avena. Puntos de bonificación si es rico en proteínas y grasas.

Tu cerebro y tu estado mental te lo agradecerán. ¡Hazlo regularmente si puedes!

7 – Enviar un correo electrónico, llamar o hablar con esa persona sobre esa cosa que se ha estado posponiendo.

Es posible que hayas sido perezoso con eso, puedes haberlo olvidado por completo, puedes estar temiendo una confrontación.

Sea lo que sea, tomará 3 minutos. Notarás que una vez dado este paso, te sentirás más ligero.